El Atlético de Madrid o…. ¿Cómo jugar contra equipos exasperantes?

El Atlético de Madrid o…

¿Cómo jugar contra equipos exasperantes?

JA Pastor

 

En mi época joven existía una selección, la de Rumanía, que era tan exasperante como este Atlético. Eran once espartanos, que vestían como curiosamente hoy el Atlético, y sin una sola sonrisa, pocos saludos y, si había alguno, eran para tu madre o tu padre.

Evidentemente, este Atlético es inmensamente mejor a aquella selección militar, mejora el trabajo de aquella, el diseño táctico, ¡la calidad!, incluso la disciplina (cosa difícil, porque era la Rumania de la Securitate de Ceaucescu).

En fin, es admirable cómo tapan los espacios, la solidaridad entre ellos, el ahogo… y el puntito de que, cuando se tiran hacia adelante, tienen un genio de la lámpara.

Son el equipo con la identidad de su entrenador.

Por eso, aunque no me ha gustado el partido del Liverpool, en nada parecido al maravilloso de Bayern, valoro al menos el empate. Porque hay que darle muy fuerte al pico y la pala para empatar a este Atlético.

Cierto que es un partido de cambios, pretemporada etc.

Pero sí me da miedo una cosa, lo difícil que es para los Reds jugar contra equipos que se cierran atrás, que te tapan los espacios y provocan que falles, te desesperes y hasta te suicides en un pase precipitado.

Ya, a todos les es difícil. Ok. Pero…

El Liverpool lleva años sin ese plan B para partidos exasperantes, en mi opinión.
Y sin un abrelatas B, más allá de Coutinho, y eso cuando no se le colocan tres guardianes que lo secan.
Ese sigue siendo nuestro problema, los partidos lentos.
Porque con espacios, velocidad y contra equipos que dejan jugar… ¡Señores! Somos MUY buenos.

No soy entrenador, no soy un estudioso de tácticas, pero hoy he vuelto a tener algo claro: No podemos prescindir de Cou… y convendría tener un plan B, un Boutinho.

El Real Madrid de baloncesto de hace años tenía un jugador, Carmelo Cabrera, que salía cuando el partido se iba perdiendo y se había perdido el norte, la iniciativa, la… y salía porque lo revolucionaba todo, conseguía cambiar el partido con su velocidad, un toque de locura, de provocación y con una enorme motivación contagiosa.

Ahí está el trabajo de Klopp, encontrar soluciones para partidos lentos.
Porque los rápidos… los bordamos.

P.D. Advierto, no he visto el partido entero, solo a ratos, pero creo que mi comentario vale perfectamente, porque este partido llevo viéndolo al LFC muchas veces durante los últimos años.

Come on, Reds!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s